Beauty Adicta

Analizando todos los productos del mercado

Archivo para De qué va este blog

Beautyadicta en 2010

Los duendes de estadísticas de WordPress.com han analizado el desempeño de este blog en 2010 y te presentan un resumen de alto nivel de la salud de tu blog:

Healthy blog!

El Blog-Health-o-Meter™ indica: Más fresco que nunca.

Números crujientes

Imagen destacada

Un barco de contenedores puede llevar a unos 4.500 contenedores. Este blog fue visto cerca de 23,000 veces en 2010. Si cada cada visita fuera un contenedor, tu blog llenaria 5 barcos.

En 2010, publicaste 35 entradas nueva, haciendo crecer el arquivo para 44 entradas. Subiste 133 imágenes, ocupando un total de 3mb. Eso son alrededor de 3 imágenes por semana.

Tu día más ocupado del año fue el 28 de junio con 184 visitas. La entrada más popular de ese día fue El corte de pelo, según la forma de tu rostro.

¿De dónde vienen?

Los sitios de referencia más populares en 2010 fueran facebook.com, search.conduit.com, es.wordpress.com, google.es y search.babylon.com.

Algunos visitantes buscan tu blog, sobre todo por mena suvari, naomi campbell, christina ricci, rostro ovalado y gemelas olsen.

Lugares de interés en 2010

Estas son las entradas y páginas con más visitas en 2010.

1

El corte de pelo, según la forma de tu rostro marzo, 2009
2 comentários

2

Maquillaje para Morenas septiembre, 2010

3

Maquillaje para pelirrojas septiembre, 2010

4

Corregir ojos septiembre, 2010

5

Maquillaje para rubias septiembre, 2010

Anuncios

¡Eres divina!

¿No os apasiona cuando en una de esas novelas de Victoria Holt la protagonista llega de un sucio y largo viaje en carruaje, sube a su habitación del XVIII, acompañada por supuesto por un viejo y elegante mayordomo, se asea y se pone un vestido de seda azul? ¿Y qué me decís sobre cuando tienen además una cinta de pelo de raso que va a juego con el vestido? ¿Y de cuando se cepillan además su larga, brillante y sedosa cabellera antes de bajar a degustar un ágape tan extraño como inglés, cubertería de plata y porcelana china? Una comida del tipo… riñones con huevos duros y verdura fría con mermelada de arándanos.

¡Oh! Sencillamente, sublime. Todas nos moriríamos por ser esa chica. Incluso algunos, también. ¿Pero por qué, en realidad? ¿Porque es irreal? ¿Porque sabemos que le espera una aventura a vuelta de página…? Quizá. Pero lo que verdaderamente nos atrae de ella es que con sólo quitarse un poco la roña del viaje, darse un cepillado rápido y ponerse un vestido cursi con cinta en el melón… ¡la chica está que rompe!

Y es que, mientras las mortales dedicamos una buena porción del día en ducharnos, maquillarnos y desmaquillarnos y atusarnos los cabellos con planchas, secadores y rizadores, ¡estas chicas no le dedican más de cinco minutos a sus abluciones!

En gran parte de los casos la chica es además descrita como una belleza. Pero no son pocos los libros en lo que ya se la describe como “de una belleza particular… no exactamente guapa, pero con un encanto diferente…”.  Vamos, que uno debe quedarse con la canción. La cuestión no es ser guapa sino sentirse guapa o, al menos, segura y sexy.

Y es que ese fenómeno de la seguridad se daba más antes. Aunque seguro que a alguien le han venido a la cabeza mil casos sobre inseguridad física de mujeres del pasado (por ejemplo, la emperatriz de Austria Sisí y su obsesión por la delgadez). Sin embargo, esos son puntuales. Lo que les pasaba a las chicas de antaño es que no se veían bombardeadas por referentes perfectos en publicidad, a través de televisión y revistas, a diario.

Pero desengáñate ya, por favor, ¡esas chicas pluscuanperfectas no existen! Y no es que lo diga yo para calmar a algún alma atormentada. Es que, de acuerdo, algunas son guapas, pero otras ¡ni siquiera! Y las que lo son tienen un maquillaje profesional encima (o séase muy bien puesto), y un par de horas de trabajo con photoshop.

Imagínate a ti misma el día más guapa de tu vida; aquél en el que te casaste o tuviste una boda o una fiesta para la que contrataste un maquillaje profesional. Y ahora visualízate con ropa de marca, estilosa y que además te queda como un guante. Y ahora, tras ese parto… Imagina que te quitan las imperfecciones de la piel con photoshop, los brillos, pelillos que se vean… Imagina que tu melena se ve brillante y sana… Pues qué queréis que os diga, ¡así yo también estaría ideal!

Y ellas están feas el día en que aparecen en la foto robada, sin maquillar y con el típico chándal hortera; cuando duermen menos horas por culpa de haber asistido a una fiesta macarra; cuando de repente empiezan a tener hijos…

Y además, ¿sabéis qué? Que ellas se dedican a eso, y tú no. Tú tienes tu trabajo, tu especialización. Que puede ir desde  limpiadora, pasando por peluquera o alta ejecutiva en una empresa muy cool. Ellas no, repito. Ellas se dedican a matarse a dietas; la de los 700 litros de agua, la más famosa, porque a alguien se le ocurrió decir que el secreto de su piel y de su figura era esa sencilla agua del grifo; a dormir todas las horas del mundo para no tener los ojos rojos y congestionados; a ésta, a ésa y a la otra actividad inhumana.

Pues yo… aquí “pa´ti, pa´mí”… yo prefiero vivir una vida sana (mentalmente hablando) y tener un corpori un poco menos sanote.

Estoy bien harta de los rostros de las revistas, que no se parecen en nada a los que veo en el metro londinense todas las mañanas. Es cierto que un rostro bonito venderá el producto mejor, pero ¿es que alguien se cree que si usamos esa crema de 30 euros nos vamos a transformar en esa súper chica de la foto?

Pues parece que lo triste es que sí: crema que sale al mercado, ungüento milagroso que creemos estar adquiriendo.

¿Por qué no nos vamos a cenar solamente con el vestido,  el lazo azul y las gotitas de seguridad de que estás divina?

 

Haz “click” en las fotos para ver mejor los cambios que ha hecho photoshop con estos famosos…

Photoshop puede eliminar arrugas y marcas de expresión. También puede suavizar los surcos nasogeneanos.

Photoshop puede eliminar de arrugas...

También puede eliminar deformidades del cuerpo. En la foto de la izquierda, a Cameron Díaz le han quitado sus horribles músculos de la zona de la cadera, que honestamente sólo favorecen a los hombres. Además, como ella tiene rojeces y algún grano, le han suavizado y uniformado el color del maquillaje.

Photoshop puede borrar deformidades en el cuerpo...

Photoshop también quita marcas y añade maquillaje.

Photoshop puede eliminar marcas y añadir maquillaje...

Quita bolsas y suaviza el aspecto de la piel con el “Efecto Gaussiano”…

Photoshop puede eliminar hasta las bolsas y suavizar el cutis con el efecto Gaussiano...

Los hombres también mienten…

Los hombres también mienten...

Fijáos en cómo es la barriga de Beyoncé (mortal, como la de las demás). Photoshop, en esta ocasión, con su efecto “Licuar” reduce barriga, cambia formas (como la de su pantorrilla izquierda). Y, como siempre, también quita ojeras y perfecciona el maquillaje.

Photoshop puede cambiar el cuerpo (fijaos en la barriga que tiene y como se la han liquado con Photoshop. La pantorrilla también está retocada y el maquillaje.

¡Beauty Adicta!

Creo firmemente que todos tenemos algo que nos puede hacer atractivos, pero pocas personas saben destacarlo. Por gracia divina, desengáñate, uno no se va a convertir en una belleza, pero existe un sinfín de productos en el mercado que obran milagros.

En este espacio muestro todos los productos que merecen la pena… y los que no, para que puedas huir de ellos. De la manera más objetiva posible, analizo productos que he usado durante meses o años, o que gente muy allegada y fiable ha usado durante mucho tiempo.

Porque no me parece justo que nos gastemos miles de euros al año en cosmética, peluquería, estética y ropa, y que gran parte de ese dinero se vaya a la basura… he creado este blog.

Pero ni se te ocurra olvidar que todas las personas tenemos suficientes virtudes como para mover el mundo. Por lo menos el nuestro. Así, que ármate de valor, confía en ti y simplemente hazlo.

Para estar seguro de uno mismo no hay nada mejor que sentirse bien por dentro y por fuera. No hace falta devanarse los sesos, gastar una millonada o someterse a duras dietas y sufrir. El camino hacia la belleza, la salud y la consecución de tus metas no es en absoluto arduo. Sólo tienes que creerlo y caminar a través de él con paso firme.