Beauty Adicta

Analizando todos los productos del mercado

Archivo para Boca

Boca

La boca es una de las partes más sensuales que tenemos. Y lo malo es que resulta difícil tener una boca bonita. Si tienes los labios y los dientes bien, puedes considerarte una auténtica privilegiada.

En cuanto a los labios, estos se pueden corregir. No ocurre como los ojos, que si los tienes saltones, no hay operación posible que valga. Los labios pueden igualarse con un par de inyecciones en segundos. Pero si no quieres gastarte dinero en eso, o no te atreves, o simplemente no quieres porque va en contra de tus principios y crees que puedes quedar así…

 , entonces corrígelos con barras de labios y perfiladores. Aquí van unas pautas:

Boca demasiado grande

Tener una boca demasiado grande es tan malo como tener una boca muy pequeña. Por supuesto, siempre hay gustos para todo, pero no queda bonito que tu boca se coma tu cara. Al Monstruo de las galletas quizá le favorezca pero no a ti. Si éste es tu caso, no la maquilles demasiado. No tiene sentido pintársela de un rojo intenso. ¿Acaso has visto que a Julia Roberts se la destaquen? ¡Nunca!

Puedes hacerlo, por supuesto, pero no quedará bien. Puede que ahora mismo estés pensando: ¡Pero yo quiero! ¿Quién eres tú, sabihonda, para decirme lo que me puedo o no poner? Nadie, sólo estoy dando consejos. Es como una chica gordita y llena de celulitis que se pone una minifalda. Claro que puede, pero no estará favorecida. De ninguna manera lo estará, por mucho que ella se sienta segura y sexy.

Para disimular una boca grande, que llega de extremo a extremo, siempre puedes camuflarla con el maquillaje base que te hayas echado y no llegando con la barra hasta el final (hasta los extremos). Píntala además con tonos claritos. Seguirás teniendo una boca bonita, grande, pero no se zampará el resto de tus facciones.

Labios muy carnosos

Camúflalos con el maquillaje base que te hayas echado y perfila los labios por dentro. Pinta luego tu boca con un tono clarito. Seguirás teniendo una boca bonita, pero armónica. Fíjate en qué naturales los lleva Naomi Campbell aquí:

Boca muy pequeña

Puede que te encante, en la cultura japonesa esta boca es la más deseada, pero si lo que buscas es la armonía, añádele algo de longitud.

Puedes alargar los extremos un poquito, aunque este efecto es complicado de lograr. Si no eres profesional, el efecto puede quedar bastante extraño. Camufla tu boca con la misma base de maquillaje que te has echado, y alarga mínimamente los extremos. Perfila algo además los labios por fuera. Ganarán volumen. Píntate con un color oscuro que pueda camuflar la línea natural de tus labios.

También conseguirás más volumen aplicándote siempre brillo en el centro de tus labios.

Labios muy finos

Al igual que la anterior, hay que dar volumen en el labio superior y en el inferior. Si la boca es asimétrica, se aumentará con preferencia el lado más fino. Échate la base de maquillaje por los labios, y ponte a delinear tu boca como te gustaría que fuese (dentro de unos límites, por supuesto, no agrandándola mucho, sino de forma leve). Tienes que estudiar primero la boca y ver por dónde se puede aumentar más (por los dos piquitos del centro o por los laterales…). Cuando acabes, empólvate los labios y vuelve a echar color encima (quedará totalmente fijado y se camuflará mejor tu pequeño arreglo).

Recuerda que el brillo ópticamente consigue que tus labios parezcan más gruesos. Además, así siempre estarán hidratados.

Si tu boca es recta, acentúa los picos del labio superior, y alarga muy ligeramente las comisuras hacia arriba, sin pasarte.

Si tienes la boca caída, de nuevo, corrige las comisuras muy ligeramente y deja tus labios rectos. Después, delinea los dos piquitos para concentrar la atención en ellos.

El perfilador debe ser siempre del color de la barra (compra uno para cada barra que tengas).

Vete al apartado “Boca” para ver qué cuidados requieren los labios.

https://beautyadicta.com/category/boca/

Anuncios